textlogo dorado fondo transparente 3er planeta

La Importancia de la Racionalidad Climática en la Gestión de Proyectos de Desarrollo Sostenible

Desafíos Actuales en la Financiación Climática

El cambio climático es uno de los mayores desafíos que enfrenta nuestra sociedad actualmente. En este contexto, la comprensión e inclusión de la racionalidad climática en la gestión de proyectos de desarrollo sostenible se vuelve cada vez más crucial. 

El reciente informe presentado en el marco de la COP 28 por el Secretario Ejecutivo de la CEPAL, titulado «The economics of climate change in Latin America and the Caribbean, 2023: financing needs and policy tools for the transition to low-carbon and climate-resilient economies», arroja luz sobre las necesidades de financiamiento y las políticas esenciales para guiar la transición hacia economías bajas en carbono y resilientes al cambio climático en nuestra región.

Movilizando Capital para la Acción Climática

Este informe destaca la importancia de dirigir la financiación hacia sectores críticos como la agricultura, la ganadería y la silvicultura, que juntos representan aproximadamente el 58% de las emisiones de gases de efecto invernadero en América Latina y el Caribe. Es fundamental reconocer que estos sectores emergen como áreas cruciales para la mitigación de impactos climáticos, junto con los sectores de transporte y energía.

Sin embargo, el informe también revela una disparidad en la asignación de fondos, con una marcada predominancia de recursos destinados a la mitigación en detrimento de las medidas de adaptación. En el año 2020, por ejemplo, el 89% del financiamiento climático global se destinó a mitigación, mientras que solo un 8% se destinó a adaptación, y un modesto 3% se asignó a acciones transversales. Esta discrepancia subraya la urgencia de abordar los desafíos del cambio climático y destaca la necesidad de aumentar la financiación climática.

Para alcanzar los objetivos climáticos globales, es crucial movilizar capital, tanto público como privado. Aunque la financiación total destinada a la lucha contra el cambio climático ha experimentado un aumento constante en la última década, esta cifra se revela insuficiente y dista mucho de las inversiones necesarias para limitar el calentamiento global a 1,5 °C. Por lo tanto, es fundamental cerrar las brechas significativas entre las estimaciones actuales del financiamiento destinado a la adaptación y las necesidades financieras reales.

Fortaleciendo la Gestión de Proyectos con Racionalidad Climática

En este contexto, la comprensión e inclusión de la racionalidad climática en la gestión de proyectos de desarrollo sostenible se presenta como una herramienta estratégica para abordar esta brecha significativa entre los recursos disponibles y las inversiones requeridas. Al fortalecer las capacidades de los profesionales en este ámbito, se contribuye directamente a la optimización de propuestas y estrategias que puedan competir de manera exitosa por esos fondos cruciales.

La realización de acciones para promover la racionalidad climática es fundamental en el actual escenario de Colombia y otros países de la región, donde se adelantan acciones para el cumplimiento y actualización de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC). Este enfoque contribuirá a la implementación efectiva de medidas de adaptación y mitigación del cambio climático, garantizando un futuro más sostenible para las generaciones futuras.

Promoviendo la Sostenibilidad en Sectores Clave

Avanzar en el desarrollo de estrategias e instrumentos de las capacidades técnicas en las empresas de los sectores agropecuarios, energéticos, de infraestructura y agua, así como en los estructuradores de políticas públicas para el financiamiento climático, es un desafío crucial en la lucha contra el cambio climático. Estas industrias desempeñan un papel fundamental en la economía y el desarrollo sostenible, pero también son responsables de una parte significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para abordar este desafío, es necesario impulsar la formación y capacitación en racionalidad climática en todos los niveles de estas organizaciones. Esto implica no solo comprender los impactos del cambio climático y las medidas de adaptación y mitigación necesarias, sino también integrar estos conocimientos en las prácticas comerciales y en la toma de decisiones estratégicas.

Además, es fundamental incorporar la racionalidad climática en los Objetivos y Resultados Clave (OKR) de las empresas y organizaciones, asegurando que las metas y acciones estén alineadas con los objetivos ambientales y climáticos. Esto no solo ayuda a promover una cultura de sostenibilidad dentro de las organizaciones, sino que también mejora su capacidad para competir en un mercado cada vez más consciente del clima y orientado hacia la sostenibilidad.

Al mismo tiempo, es necesario fortalecer las capacidades de los estructuradores de políticas públicas para el financiamiento climático, asegurando que estén equipados con los conocimientos y herramientas necesarios para diseñar e implementar políticas efectivas que impulsen la acción climática a nivel nacional y regional.

Compartir este proyecto:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?